sábado, 11 de marzo de 2017

PROTESTARÉ (Versión original que el Dúo Dinámico me plagió para grabar Resistiré)

Cuando no encuentre las morcillas cuando duerma con la zafiedad cuando no se curen las fracturas y el latazo sea ronquidos soportar. Cuando sienta miedo del anuncio cuando me acojone estar de pie cuando se amontonen las facturas y me arrojen contra la pared. Protestaré, mohíno frente al lodo me volveré de litio para endurecer la piel y aunque el levante sople fuerte soy como caña que se dobla, pero siempre pincharé. Protestaré y seguiré escribiendo, soportaré los precios y jamás me rendiré y aunque las tazas se me rompan en pedazos protestaré, protestaré. Cuando vivir pierda toda gracia cuando mi hipotecario sea yo cuando me apuñale la desgracia y sea desterrado a Castellón. Cuando me amenace la cordura cuando en mi moneda salga tururú cuando Rajoy decida la tortura si es que alguna vez me faltas tú. Protestaré, protestaré...

sábado, 3 de marzo de 2012

LOCO ME LLAMABAN



Luminosa inmensidad de la bahía
Cádiz mirándome desde el horizonte
la que he tocado con mis manos
-alargándose-
hasta triturarla con mis dientes.

Las mareas tan inmensas
tanto que a veces sufría verlas alejarse
y si no vuelven siempre me preguntaba.

Soledad esplendorosa de la playa
vientos
vientos
vientos.
Y arena que alocada se clavaba
en mis piernas
pero yo te sentía
no era un espejismo.

Loco me llamaban.
Me llamaban loco porque amaba a los vientos
y gozaba del volteo de las olas
los verdes de la mar
y de las rocas.

Loco me llamaban.
Velas que se movían rápidamente.
Gaviotas alrededor
como triángulos
lanzándose en picado
y gloriosas llevándose en sus picos
el maná de los mares.

Charrancitos escribiendo poemas
por la playa.

Penachos de las olas
sal y azules.

Loco me llamaban.

Fue así como lo supe
así lo descubrí
por el dolor de las piernas clavadas
para marcarme sin piedad
como otra pobre
e inocente
víctima del arte.


Jesús María Serrano
© All rights reserved

sábado, 16 de octubre de 2010

BARCELONA –II-

Aunque tengo motivos para odiarte
te amo Barcelona
“Ciudad de los prodigios”.

Tu preciso urbanismo racional elegante
la gente que camina
los buses y los metros
y esos taxis de puertas amarillas.

La Sagrada Familia
para asombro del mundo
las plazas y los parques pequeños.
y tan hermosas fuentes.

Sé que debería odiarte
maldecirte alejarme gritar
¡No no no ya no te quiero!
Mas tu influjo me puede.

¿Será por ese viento que trae el Mediterráneo
O tus puras colinas los mercados los barcos
los colmados las olas o los funiculares?

Vida muerte esperanza dolor
trabajo desempleo los hijos la familia
y también las mujeres de tan distintas razas.

Eres Barcelona como esa hermosa amante
que sin decir palabra te abandonó a tu suerte
y que cualquier mañana te llama
por teléfono

Si no estuviese tan loco de ti me alejaría
como un ratón que huye
del queso de la trampa
y espanta donde pasa
pero soy incapaz no puedo resistirme
me tienes agarrado
no queda otro remedio.
Vencido
me resigno.

Sentado en cualquier sitio admiro tus fachadas
y el Art Decó me arrastra
al Oriente que amo.
Hasta la propaganda que en cualquier sitio asquea
señorea las farolas.

Ni siquiera la peste a gasoil de los buses
el calor los atascos el bochorno
o el ruido de los velomotores
los precios las distancias
consigue que te olvide,

Y es que a esta capital que conocí de joven
en avión conduciendo en tren
por Bailén Granada Valencia Madrid o Zaragoza
donde tanta amargura
y tanta comprensión me ha deparado
pertenece a mi historia
y es parte de mi sombra.

Atrás -allá en el sur- perdí las ataduras
y encontré a los artistas a ésos que yo admiraba
paradójicamente en un banco muy raro
donde hallé pintores escritores cineastas
que afirmaban hacer falsos estudios económicos
e incluso yo me vi allí escribiendo
yo que me equivoco hasta sumando.

Fue la primera vez que el conserje de un banco
el poeta Florentino Huerga
me reclamaba urgente todo cuanto creaba
para distribuirlos en carpetas azules
a falsos estudiosos de la economía.
Teléfono fax y fotocopias y alguna que otra copa.

Yo no lo creía me sentía como en sueños
lo mismo estaba hablando con uno de mis ídolos
que solo y dolorido en un quirófano.

Así eres Barcelona
una extensión de mi como el coche de un niño
que arrastra por su vida
y vuelvo vuelvo vuelvo
a deambular tus calles pasearme por tus metros
admirar tu urbanismo y oir tu hermosa llingua.

Y es que a veces el norte se convierte en el sur
cuando uno se desplaza acepta lo distinto
se integra se mestiza se hace niño
otra vez llora sufre y se ríe
de las propias desgracias.


Del libro LAS CIUDADES

GYÖR (Hungría)

Bellísimos los ojos
y aún más lo son sus torres.
Stalin y Kruchev y un húngaro cerámico
prometían espejismos.

¿Acaso aquel enano
asesino iluminado por su Dios
conocía las respuestas
y nuestros arcos iris en aquellas tormentas
-Juanito Valderrama-
no eran tan inocentes?

Ajenas -las palomas-
erguidas poderosas
cerca del pararrayos.

La ciudad viejos taxis
tristes como mendigos
respiran se atropellan
hacen sonar sus claxons.

Una vez más vencidos
nos duchamos sin sexo
cano el pelo y la barba
temblorosas las manos
y una amarga sonrisa
nos dicen que es de día.
0oo0oo0

Puede que en algún sitio
alguien cuente dinero
a pesar de todo
y rubias camaradas
se plieguen al deseo.



Del libro LAS CIUDADES

LAS CIUDADES

Las ciudades destilan su propia pestilencia
aunque no se perciba
y en sus aceras guardan rancios
mocos antiguos chicles meadas
mierdas que esquivamos.

En las grandes ciudades la gente da por bueno
bajar a los submundos y viajar como ratas
por las alcantarillas. Eso sí, sin mirarse
subidos en los trenes.

Algunos asqueados simulan leer un libro
otras cierran los ojos y muchos nos miramos
temiendo que nos roben
al entrar o salir de cualquier estación.

No hay ninguna ciudad que guarde analogía
todas son diferentes y todas son iguales
con orgullo nos muestran
sus históricos centros
arrogantes catedrales
palacios deslumbradores
avenidas y parques sombreados
por prodigiosos árboles
pero por esos sitios caminan
Ignorantes y tristes y sucios
como escobas
millones de personas
anónimos
desnudos
indignados
con la lágrima oculta
sabiéndose perdidos
incluso conocedores del destino.


Del libro LAS CIUDADES

LES CHAMPS-ELYSÉES

Imaginaba un campo
inmenso bien cuidado
con macizos de flores regado por el Sena
y niños
como sombrass que se multiplicaban
sus risas y sus juegos y también
sus crueldades
cercanos a las madres que atentas los custodian.

Imaginaba un parque rodeado de avenidas
como el Campo de Marte
que no queda muy lejos.
pero Eiffel erigió su torre en otro sitio.

Imaginaba una vía por donde transitasen
felices parisinos y muchos forasteros
sentados en sus bancos
tomándose un helado
y hablando de sus cosas.

Eso me imaginaba.
¡Qué ingrata la sorpresa
qué triste el espectáculo
qué terrible el momento!

La gente abigarrada
tropezándose siempre
flanqueados por comercios
grandes escaparates
y coches coches coches
algunas limusinas
y buses de dos pisos que ni siquieran paran
y flashes de sus fotos
un festival de ricos que juegan al poder
mientras otros contemplan
con sus ojos vacíos objetos de consumo
a inalcanzables precios
y coches coches coches
y apretujada gente
vigilada por guardias con ametralladoras.

¿Dónde estará ese campo que yo me imaginaba
donde corren los niños
con sus madres atentas
las de sonrisa ancha
gozosas sonrientes incluso descaradas
de su tranquilidad o su belleza
y donde una pelota
o un abrazo es el mejor trofeo?



Del libro LAS CIUDADES

POEMA AL CUADRO “MUJER EN LA BAÑERA”

Para Abdellatif


De espaldas y de pie se arreglaba el cabello
metida en la bañera y la luz la sitiaba
como tornasolándose y el artista la pinta
ebrio y emocionado
porque añora su cuerpo como en un espejismo
que rara vez se cumple.


Procedía del Atlántico o quizás de la Atlántida
puede que una odalisca
o una humilde mujer que a veces se arrodilla
varias veces al día y habla consigo misma.

De espaldas y de pie desnuda frente al cielo
su pelo arrebatado
sus imponentes muslos
son sólidas columnas que unen dos continentes.

Y el baño se convierte
por pequeño que sea
en el mejor teatro donde suena afinada
Zherezade en la radio.

Yo le miro sus manos y adivino su cara
perdida entre los vahos
mezclada con la brisa del Luxus que la mira
pero es que los espejos
siempre dicen mentiras.


2008